+34 696 270847 [email protected]

Mucho se habla en la actualidad de la inteligencia artificial como uno de los grandes logros de la humanidad, que satisface uno de los grandes deseos de muchas personas “jugar a ser dioses” esto último lo desligo de cualquier sentido religioso.

Y es que no es para menos, la inteligencia artificial puede resultar novedoso para muchas personas, aunque para otras tantas no, pero para unos y otros  está transformando la sociedad moderna.

No concebimos la idea de que nos vendan algún aparato que no incluya inteligencia artificial, el marketing tras esta frase es sencillamente espectacular, y que podría compararse a aquella frase que dijo Madonna en una entrega de premios ”mee too”, de repente,  no hubo frase que no incluyera esta, incluso los más listos supieron aprovechar este aluvión de personas que la utilizaban para registrarla como una marca, así como #NiUnaMenos, que también es marca registrada en varios países.

Pero qué tiene que ver la IA con todo esto ?   

Por el momento nada es simplemente para ilustrar cómo somos vulnerables a manipulaciones y a reaccionar a algo sin detenernos a pensar un poco y de los que solo unos cuantos sacan lucro de una determinada situación o tecnología. Encajemos entonces la IA en todo esto.

La sociedad moderna atraviesa una una especie de histeria colectiva, muy peligrosa,  donde cualquier movimiento o tecnología nos hace reaccionar, y no nos permitimos detenernos y pensar por un segundo acerca de ello.

El cambio climático , la IA,  el feminismo, el machismo, el ecologismo, la información, el veganismo… y un largo etcétera que está viviendo la sociedad actúa cada uno con sus razones firmes y solidas que cimientan su existencia.

Sin embargo hemos perdido la capacidad de detenernos a respirar, para pensar y para actuar.

Algunos echan la culpa a las redes sociales, otros a la IA, otros a los antepasados, otros al patriarcado, otros a la pobreza , otros a la riqueza pero nadie dice ser responsable de su propia autodestrucción.

La culpa de fondo es nuestra, y para la muestra, podríamos decir que tiene más éxito un canal televisivo que habla de la vida de los demás que uno de salud.

Tenemos que reciclar para no acabar con el planeta, pero nadie se plantea reducir su consumo de “basura” , nadie promueve un consumo responsable y una producción responsable, porque producir sin necesidad también es un atentado ecológico.

Promovemos el coche eléctrico sin pensar de donde se produce su “combustible”, y sin pensar que el litio contamina más que la gasolina,  talamos árboles para utilizar su madera y somos cool porque estamos, según muchos, “ en armonía” con el medio, en fin, un sin numero de incoherencias sociales y humanas actuales que hacen que la gente se mueva en todas las direcciones y sin ningún sentido.

SKYNET

El sistema chino de vigilancia masiva

SKYNET el sistema chino de vigilancia masiva que asusta al mundo: 20 millones de cámaras  equipadas con inteligencia artificial para controlar la sociedad

La tecnología es tan inteligente como quien la produce y la inteligencia artificial no será más que una réplica de nuestra propia inteligencia, así que si pensamos que esta nos va a solucionar la vida y los problemas y que va a ser más inteligente que nosotros quizá nos llevemos otro fiasco del que luego saldremos a decir, que es un problema, porque es reflejo de la misma sociedad que la desarrolla.

La cuestión de todo esto es que asumimos que todos los “avances modernos”, son simplemente avances que tienen más de 60 años de antigüedad, algunos por no decir que todos, el coche eléctrico, el internet, las cámaras digitales, los teléfonos móviles, el internet, entre otras.

Así pues,  mis queridos amigos la tecnología “nueva” ya lleva tiempo en uso.

La tecnología es tan inteligente como quien la produce y la inteligencia artificial no será más que una réplica de nuestra propia inteligencia.

Esto es completamente lógico, ya que toda tecnología nueva debe ser salvaguardada, probada, controlada para saber cómo hacer frente a posibles situaciones de descontrol de la misma, dicho de otra manera , se tiene que saber controlar para saber que parte de esta tecnología es la que puede ser comercializada.

Casi todas las tecnologías pasan por manos militares quienes después de muchos años de uso y de estudio y análisis a fondo de la misma decide liberarla o no para uso público.

La inteligencia artificial lleva algunas décadas con nosotros, simplemente que ahora se está integrando en más dispositivos y se le dan nuevas aplicaciones, de ahí la histeria que viene detrás de ella.

El caso más conocido del uso de la inteligencia artificial en todas sus facetas, lo presenta SKYNET el sistema chino de vigilancia masiva lanzado oficialmente en 2015, este sistema es capaz de escanear cada persona, coche que pase por sus lentes, reconocerlos, y así mismo obtener todos los datos de la persona que escanea y así tener un mayor control sobre la sociedad.

A pesar de este futuro tan apocalíptico, la inteligencia artificial servirá para mejorar nuestra vida, o por lo menos, eso quiero pensar, es algo que está aquí y forma parte de del diario vivir de todos y debemos llevarlo como una tecnología aplicada al mejoramiento de la vida humana, si no es este su cometido, entonces estamos perdiendo el tiempo.

Como sociedad debemos darle forma a esta y no a la inversa, somos quienes debemos demandar una tecnología que esté a nuestro servicio y no una tecnología que nos haga depender de ella.

En cuanto a los estados debemos asegurarnos que estos son transparentes con el uso de estas tecnologías y debemos ser parte del control que hacemos a estos para asegurarnos que así sea.

Participación ciudadana es una apuesta que debemos hacer, conocer el enfoque de la tecnología no es solo nuestro derecho sino también nuestro deber. La inteligencia artificial está aquí para quedarse.

Pin It on Pinterest

× ¿Cómo podemos ayudarte?